sábado, 10 de abril de 2021

DEFENDIENDO NUESTRO HOGAR

SEAMOS GUARDIANES DE LA CREACIÓN 

 


viernes, 5 de junio de 2020

5 de JUNIO MUNDIAL DEL MEDIO AMBIENTE

Carta del Santo Padre  (extracto)
Me es grato dirigirme a usted, a todos los miembros organizadores, y a los participantes de la Jornada Mundial del Medio Ambiente, que este año tendría que celebrarse de manera presencial en Bogotá, pero a causa de la pandemia COVID-19, se va a tener de forma virtual. Es un desafío que nos recuerda que ante la adversidad siempre se abren nuevos caminos para estar unidos como gran familia humana.

La protección del medio ambiente y el respeto a la “biodiversidad” del planeta son temas que nos conciernen a todos. No podemos pretender estar sanos en un mundo que está enfermo. Las heridas provocadas a nuestra madre tierra son heridas que sangran también en nosotros. El cuidado de los ecosistemas necesita una mirada de futuro, que no se quede sólo en lo inmediato, buscando una ganancia rápida y fácil; una mirada que esté cargada de vida y que busque la preservación en beneficio de todos.
Nuestra actitud ante el presente del planeta debería comprometernos y hacernos testigos de la gravedad de la situación. No podemos permanecer mudos ante el clamor cuando comprobamos los altísimos costos de la destrucción y explotación del ecosistema. No es tiempo de seguir mirando hacia otro lado indiferentes ante los signos de un planeta que se ve saqueado y violentado, por la avidez de ganancia y en el nombre –muchas veces– del progreso. Está en nosotros la posibilidad de invertir la marcha y apostar por un mundo mejor, más saludable, para dejarlo en herencia a las generaciones futuras. Todo depende de nosotros; si de verdad lo deseamos.
En el quinto aniversario de la Carta
encíclica Laudato si’, el Santo Padre invita “a ser partícipes” del año especial anunció para reflexionar a la luz del documento. Y así, “todos juntos”, el Papa ha animado a “tomar mayor conciencia del cuidado y protección de nuestra Casa común, así como de nuestros hermanos y hermanas más frágiles y descartados de la sociedad".
Fuente: Zenit

DÍA MUNDIAL DEL MEDIO AMBIENTE 2020 POR UNA RECUPERACIÓN VERDE Y SOSTENIBLE


El lema del Día Mundial del Medio Ambiente de 2020 es: 'La hora de la naturaleza', un eslogan con el que Naciones Unidas, según explica la ministra, pide a los ciudadanos que escuchen los mensajes que manda el planeta.

En esa línea, la vicepresidenta defiende que en los primeros cuatro meses de legislatura, el Gobierno ha remitido a las Cortes para su tramitación el proyecto de ley de cambio climático y ha presentado un nuevo Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático (2021- 2030) y, este mismo martes aprobó la Estrategia Española de Economía Circular y el anteproyecto de ley de residuos y suelos contaminados.

domingo, 24 de mayo de 2020

El Papa Francisco anuncia un “año de Laudato si´”


Por “un mundo más fraterno y más sostenible”
Las tres recomendaciones del Papa Francisco para una “ecología integral” y “un mundo más fraterno y más sostenible”, se resumen en un tweet, en este Día de Oración Laudato si’. El Papa anunció un Año Laudato si´ del 24 de mayo de 2020 al 24 de mayo de 2021 después de la oración de Regina Coeli, en el quinto aniversario de la publicación de su encíclica social y ecológica.
“Una ecología integral implica dedicar un poco de tiempo a redescubrir la serena armonía con la creación”, dijo el Papa en primer lugar.
Luego invitó a “reflexionar sobre nuestro estilo de vida y nuestros ideales”.
Finalmente, el Papa pidió “contemplar al Creador, que vive entre nosotros y en lo que nos rodea. # LaudatoSi5
En una oración, el Papa desea invitar “a escuchar y responder al clamor de la tierra y al grito de los pobres”, y expresa el deseo de que “los sufrimientos actuales son los dolores del nacimiento de un mundo más fraterno y duradero”.
ORACIÓN
Dios amoroso,
creador del cielo, la tierra y todo lo que contienen.
Abre nuestras mentes y toca nuestros corazones,
para que podamos ser parte de la creación, tu regalo.
Esté allí para los necesitados en estos tiempos difíciles,
especialmente los más pobres y vulnerables.
Ayúdenos a mostrar solidaridad creativa frente a las consecuencias de esta pandemia global.
Haznos valientes para aceptar los cambios realizados
en pos del bien común.
Ahora más que nunca, ¿qué podemos sentir todos que estamos
interconectados e interdependientes?
Haznos escuchar y responder
al grito de la tierra y al grito de los pobres.
Que los sufrimientos actuales sean los dolores de parto de
un mundo más fraterno y más sostenible.
Bajo la mirada amorosa de María Auxiliadora,
te rezamos a través de Cristo nuestro Señor.
Amén.
Fuente: Zenit  MAYO 24, 2020  

sábado, 23 de mayo de 2020

Día 24 de Mayo CELEBRANDO LAUDATO SI

“Jubileo” para la Tierra
Todo el mundo está invitado a participar en la celebración de este aniversario: “Durante este año y el decenio sucesivo dispongámonos a vivir juntos una experiencia de verdadero Kairos que se traducirá en un tiempo de ‘Jubileo’ para la Tierra, para la humanidad y para todas las criaturas de Dios”, señala el dicasterio en un comunicado.
La nota señala que la urgencia de la situación de pandemia actual “requiere respuestas inmediatas, holísticas y unificadas en todos los niveles: local, regional, nacional e internacional”.
entrándose especialmente en las comunidades de base, el organismo vaticano apunta a un “movimiento popular” y a una alianza de todas las personas de buena voluntad: “Como el Papa Francisco nos recuerda, ‘todos podemos colaborar como instrumentos de Dios para el cuidado de la creación, cada uno desde su cultura, su experiencia, sus iniciativas y sus capacidades’ (LS, 14)”.
Laudato Si’ y coronavirus
Para subrayar la pertinencia de este Año Aniversario Especial de la Laudato Si‘, el comunicado explica que el hecho de que el quinto aniversario de la Encíclica coincida con otro momento crítico, el de una pandemia mundial, provoca que el mensaje profético de la Laudato Si’ sea aún más significativo.
“La Encíclica constituye una guía moral y espiritual para la creación del nuevo paradigma de un mundo más solidario, fraterno, pacífico y sostenible. Esta crisis es una oportunidad única para transformar la destrucción que nos rodea en una nueva forma de vivir: unidos en el amor, la compasión y la solidaridad, y en una relación más armoniosa con la naturaleza, nuestra casa común”.
La COVID-19, continúa, ha confirmado claramente “lo profundamente conectados e interdependientes que estamos todos” y para comenzar a pensar en el mundo que vendrá después del virus es necesario un enfoque integral “dado que todo está íntimamente relacionado, y los problemas actuales requieren una mirada que tenga en cuenta todos los factores de la crisis mundial”, describe la propia Encíclica.
 Fuente: Zenit MAYO 22, 2020  

miércoles, 20 de mayo de 2020

MI QUERIDA AMAZONÍA

  1.La querida Amazonia se muestra ante el mundo con todo su esplendor, su drama, su misterio. Dios nos regaló la gracia de tenerla especialmente presente en el Sínodo que tuvo lugar en Roma entre el 6 y el 27 de octubre, y que concluyó con un texto titulado 

 Sueño con una Amazonia que luche por los derechos de los más pobres, de los pueblos originarios, de los últimos, donde su voz sea escuchada y su dignidad sea promovida.
Sueño con una Amazonia que preserve esa riqueza cultural que la destaca, donde brilla de modos tan diversos la belleza humana.
Sueño con una Amazonia que custodie celosamente la abrumadora hermosura natural que la engalana, la vida desbordante que llena sus ríos y sus selvas.
Sueño con comunidades cristianas capaces de entregarse y de encarnarse en la Amazonia, hasta el punto de regalar a la Iglesia nuevos rostros con rasgos amazónicos.

UN SUEÑO SOCIAL
8. Nuestro sueño es el de una Amazonia que integre y promueva a todos sus habitantes para que puedan consolidar un “buen vivir”. Pero hace falta un grito profético y una ardua tarea por los más pobres. Porque, si bien la Amazonia enfrenta un desastre ecológico, cabe destacar que «un verdadero planteo ecológico se convierte siempre en un planteo social, que debe integrar la justicia en las discusiones sobre el ambiente, para escuchar tanto el clamor de la tierra como el clamor de los pobres»[1]. No nos sirve un conservacionismo «que se preocupa del bioma pero ignora a los pueblos amazónicos»[2].
Injusticia y crimen
9. Los intereses colonizadores que expandieron y expanden —legal e ilegalmente— la extracción de madera y la minería, y que han ido expulsando y acorralando a los pueblos indígenas, ribereños y afrodescendientes, provocan un clamor que grita al cielo:
«Son muchos los árboles
donde habitó la tortura
y vastos los bosques
comprados entre mil muertes»[3].
«Los madereros tienen parlamentarios
y nuestra Amazonia ni quién la defienda […]
Exilian a los loros y a los monos […]
Ya no será igual la cosecha de la castaña»[4].

martes, 19 de mayo de 2020

QUINTO ANIVERSARIO DE LAUDATO SI

Vivamos juntos la Semana Laudato Si. Ven, ora con nosotros

La Semana Laudato Si es una iniciativa global impulsada por el Papa Francisco para celebrar el quinto aniversario de la Carta Encíclica que profundiza en la necesidad del cuidado de la casa común.

La reflexión del Papa
En su invitación a vivir la Semana Laudato Si, el Santo Padre, nos recuerda su llamado a responder a la crisis ecológica que vive el planeta; un clamor que se hace evidente en las necesidades de los más pobres y las transformaciones del planeta que se han hecho evidentes en sus cambios inesperados y los desastres naturales que solo generan la pérdida de especies valiosas para los ecosistemas.
Todo está conectado es el lema de la Semana Laudato Si y marca el comienzo de la preparación para actuar en septiembre del presente año en el denominado “Tiempo de la creación” al cual el Pontífice ha convocado a celebrar desde la oración y el cambio por el bienestar de nuestra casa común.
Por su parte el Dicasterio para el Servicio de Desarrollo Humano Integral insiste en el valor de las enseñanzas de la encíclica dado el contexto que estamos viviendo a raíz de la expansión del coronavirus y la visión de la encíclica “Laudato Si” que nos exhorta a construir y vivir en un mundo mucho más justo y sostenible. Esto depende en gran parte de nuestras prácticas cotidianas y la adopción de políticas públicas que estén más allá de las buenas intenciones.